El objetivo de nuestro trabajo en terreno es, en primer lugar, detectar las necesidades de las comunidades con las que trabajamos a través de una comunicación horizontal, continua y cercana, de manera que podamos integrar y transversalizar la perspectiva nepalí y tibetana en todos nuestros proyectos y estrategias. Por esta razón, desde septiembre de 2015 nos hemos desplazado a Katmandú para poder trabajar directamente sobre las necesidades concretas de la comunidad viviendo su realidad.

Entendemos que la re-construcción de Nepal –desde una perspectiva humana, colaborativa y (co)responsable- es una oportunidad para todos los actores que intervenimos en el proceso y pretendemos que todos nuestros proyectos sean sostenibles en el tiempo.

 

 

Realizamos proyectos educativos integrales a través del arte, la cultura y el trabajo directo con grupos de mujeres, promoviendo la participación ciudadana y el empoderamiento.

Nuestro trabajo por el derecho universal a la educación incorpora el enfoque de Derechos Humanos y la equidad de género, reconociendo valores como la diversidad, la interdependencia y la corresponsabilidad. Así mismo, potenciamos la educación basada en la pscicoexpresividad, es decir, en el desarrollo de la persona y de sus capacidades a través de la capacitación, la recuperación y/o el fortalecimiento de la identidad cultural y la reconstrucción física del país.

Trabajamos con minorías en riesgo de exclusión social: mujeres adultas, comunidades rurales e infancia desfavorecida o con necesidades especiales.

El arte es el elemento vertebrador de Dhanyawaad. Por lo tanto, parte de nuestras actividades de captación de fondos las centramos en organizar eventos artísticos, lo que nos permite –además- revitalizar y difundir la cultura. Hasta el momento, todos los eventos han sido en la ciudad de Alicante (España). Sin embargo, no descartamos hacerlos en otras ciudades del país.

Nuestra financiación proviene de la ayuda altruista de cientos de artistas que donan sus trabajos para estos eventos culturales y de las personas que disfrutan de ellos. Para estos eventos, hemos elegido la modalidad de “Pay After Show, tú sientes, tú aportas” , un sistema de taquilla inversa por la que el público tiene acceso libre a los espectáculos y es a la salida cuando decide, en función de su satisfacción, cuánto quiere pagar por su entrada. Creemos que este es un ejercicio de responsabilidad y de reflexión.

Uno de los valores que queremos proteger y mantener es el de la independencia, por lo que evitamos cualquier tipo de financiación que provenga de subvenciones que no nos permita actuar bajo nuestro propio criterio y fundamentos.

Ghyachchock está situado a pocos kilómetros de Barpak, un pueblo del distrito de Gorkha (Nepal), donde ocurrió el primero de los terremotos que sacudió Nepal en 2015.

En el mes de octubre de 2015, a través de Dhwoj Gurung, un artista nepalí, pudimos realizar unos talleres de fotografía y danzoterapia con mujeres de la comunidad en Ghyachchok y darnos cuenta del potencial de nuestra colaboración allí.

Decidimos que para nuestra Organización, que es pequeña y acaba de nacer, podía ser una gran oportunidad, y como punto de partida, comenzamos a dialogar con diferentes actores de la comunidad para determinar sus necesidades y empezar a trabajar con ellas(os). Y así lo hicimos.

Después de realizar una encuesta a la población y de tener varias conversaciones con las familias, conseguimos concretar los proyectos que hemos detallado y otros que pondremos en marcha más adelante.